Manual electoral del colombiano INDIGNADO. 

Debido a la cantidad “impresionante” de INDIGNADOS que tiene nuestro país de cara al Gobierno Santos y al actual congreso, he decidió redactar este breve manual electoral del colombiano INDIGNADO. Esta es una pequeña hoja de ruta, para que logremos recibir el título de “Colombiano sin memoria” con honores en los comicios legislativos y ejecutivos del año que esta por empezar. El cumplir este manual al pie de la letra, garantiza el éxito total para lograr convertirnos en el colombiano que quieren los gobiernos hace años.

1. VOTO DE CONFIANZA

Se presume, que el voto es la expresión máxima de confianza de un ser humano en un país democrático, como el que nos vio nacer a la mayoría que a esta hora leen esto, pero pareciera que en Colombia esto no aplica. Usualmente, votamos a personas que no conocemos, nos dejamos llenar la cabeza de “opiniones objetivas” que nos “meten por los ojos” los medios de comunicación del país, y terminamos cayendo en la trampa que algunos picaros saben manejar con total maestría.

2. ESPECTATIVA ABSOLUTA A LA HORA DE CONOCER LOS RESULTADOS.

Un domingo común de elecciones en Colombia, vemos como millones de ojos vuelcan sus ojos a los televisores durante horas, para conocer los resultados de las elecciones legislativas o ejecutivas que se acaban de dar. Desde el borracho de esquina (que probablemente no fue a votar por la eterna resaca que lo acompaña), hasta el más importante analista de política del país, se enfrascan en frente de la “caja boba” para conocer con unas “ansias locas” la voluntad del pueblo. Lamentablemente, este proceso, solamente se ve durante el día de las elecciones; los otros días del año, permitimos que el congreso apruebe leyes que afectan al pueblo y que el ejecutivo firme aumentos al salario mínimo “justos”.

3. MÁS Y MAS CONFIANZA DURANTE LA GESTIÓN.

Es cierto que todo cambio en los gobiernos, conlleva un tiempo determinado para que se noten los resultados esperados por parte del electorado. Lo que no está bien, es evidenciar que después de 4 años de gestión, aun existan voces de opinión que argumentan que falta tiempo para cumplir las metas de campaña. Con frecuencia, los políticos colombianos usan la táctica natural de la “excusa” y demuestran (con cifras y estadísticas “de dudosa credibilidad”), que ciertas situaciones se deben a administraciones o parlamentos conformados por otros anteriormente.

4. INDIGNACIÓN CONSTANTE, CAMBIO ESPORÁDICO.

Comúnmente, los habitantes de Colombia, están INDIGNADOS contra los manejos que da el gobierno al presupuesto público, decisiones políticas, comunicados diplomáticos, etc. Si hay algo que tiene gravado en la conciencia el colombiano, es que todo lo que el gobierno hace, debe tener “gato encerrado”, lo que resulta en cierta medida positivo para el país. Ahora bien, con esta indignación usualmente nunca hacemos nada, dejamos que nos sigan metiendo micos en las reformas y que cada día la calidad de vida del ciudadano colombianos permanezca estancada en el tiempo.

5. CONTINUACIÓN DEL PROCESO.

Nuevamente es domingo y tendremos elecciones, el proceso vuelve a empezar, solo que en muchas oportunidades, los personajes que nos indignaron durante 4 años, continúan con una curul en el Congreso de la República o lo que es peor, siendo el presidente de la República.

Ahora, estamos listos para ejercer nuestro derecho al voto el próximo año. SEGURAMENTE siguiendo este manual, vamos a lograr el cambio que tanto soñamos día tras día.

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.