Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

Por Julián Delgadillo | Fotografías  de  María Cristina Niño – Colombia

En  un contexto  interno    de discusiones agrias  en  Colombia,  que   se debate en  el  esperanzador proceso  de paz  con la guerrilla de las  FARC en la Habana,  y en medio  de equivocaciones formales  de parte  del Gobierno de Santos, que le dan así argumentos a los amigos  de la guerra, es decir  al  Partido Centro  Democrático  del ex-presidente  Alvaro Uribe, quien acaba  de  ser  acusado formalmente  ante   el Congreso  sobre  su responsabilidad, siendo Gobernador  de Antioquia, de la matanza paramilitar  del Aro, se abrió la  exposición  de pintura formal,  el  XX  SALON  ROTARY  EN  EL ARTE, organizado por   el  Club  Rotario  Bogotá-Chicó,  en  el  World Trade Center,  el pasado    7  de Octubre, como  un  remanso  de paz  y  de mansedumbre,  y días  después  de  clausurada  la monumental y exclusiva feria  del arte  de ART BO.

El Salón  es patrocinado por  el Rotary International y dirigido por  la artista Graciela Gómez, consagrada  pintora  que completa  20 años de labores divulgativas, abriendo el Salón  a tendencias y mensajes diversos, tal  como la muestra  presentada, en la cual  se destaca la escultura  de Gabriel Beltrán quien, según interpretación libre, recrea un simulacro  de casco de los guerreros antiguos que  se halla como congelado y estático, como deberían  permanecer guardadas todas  las armas que  en  el mundo han sido, o el cuadro  de David Escobar, un árbol,  con los colores  de la bandera  de Colombia, que puede simbolizar  los frutos  de la perseverancia  en lograr la paz para las generaciones  futuras

También  se vislumbran   en la muestra los contrastes de nuestra  sociedad dividida.  entre  míseros y opulentos,  en el cuadro de Roberto Sánchez, el niño  que duerme en un prado  tapándose  con desperdicios  de periódicos, o  el  niñito perdido  en medio  del color  de la  alegría, el amarillo, de la artista Sandra Hernández.

Decía Herbert Read, en nota sacada  del Catálogo  de la exposición,  que  “ poca  duda cabe  de  que parte de la atracción que encontramos  en las obras de arte, se debe  a la presencia en ellas de imágenes primordiales, que se han abierto camino desde los niveles inconscientes  de la mente”, idea  que  sirve  para interpretar  la obra de Carmenza Beltrán, un soberbio cuadro que representa la exuberancia de un hombre de color negro con  su hijo pequeño, con  todo su cabello desplegado, imagen  de nuestros ancestros africanos  que  llevamos  en la sangre, o el caso de mi propio cuadro  en plumilla, y  en sombras, Katy Flotando,

figura desplegada sobre una muchedumbre  de puños levantados en protesta por  50 años  de violencia, desde  las épocas de la hegemonía conservadora y aún mucho antes, desde la época  de las guerras  de independencia, o quizás el cuadro evocador de  sensaciones, luchas antiguas, fotos  de añoranza  y señales,  de la  artista y fotógrafa Omaira Abadía, hija  del célebre folclorista  Miguel Abadía Morales.

La conclusión y  cierre  del  Salón podría  ser la inspiración  del pintor español Antonio Martí, residente  en Colombia  desde hace muchos años, quien figura  en la muestra  como invitado  especial con  una obra sub-realista, bajo   la cual  se podría evocar la guerra civil española y  el trauma  que trajo a los desplazados republicanos y rojos  que debieron migrar a Colombia  en los años  de  1940, pocos años antes  del estallido de la época  de la violencia  en nuestro país, aspectos  que  nos recuerdan la persistencia  de la guerra  en  nuestro ciclo vital, durante  el siglo XX e inicios  del XXI, que  se ha constituido, no solo en Colombia  sino  en  el mundo entero,  como en un eterno retorno  de  violencias demoledoras  que han constituido nuestro referente  permanente, recordándonos que  nuestras  circunstancias de fondo. el  “ yo y mis circunstancias” de Ortega y Gasset o el  “In der Welt sein” de Heidegger,  siempre han sido un escenario  de violencia y  de  desgarraduras  del alma humana.

Image and video hosting by TinyPic


Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.