El destino se ensaña con el amor

traduce a las almas perdidas

el sufrimiento se refugia

en el amor perdido.

 

La soledad resiste

abrumada por los recuerdos

el llanto libera esas penas

que las palabras no explican.

 

Los sentimientos queman los sentidos

debemos dar la vida

por un amor verdadero

para vivir con sentido.

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.