Por Diana Decunto | Argentina

Entrevista a Tomás Soko,  Egresado del Centre des Arts du Cirque Le LIDO(Toulouse, Francia / 2009-2011) y con formación en  la Escuela de Circo La Arena(Bs As, Argentina / 2005-2007).

  1. ¿Por qué elegir ser un profesional dentro de las artes circenses y el mimo?

 

En mi caso la profesión está ligada al placer. Cuando algo da placer, no hay mucha racionalidad en la elección. Y uno se mete de lleno en lo que hace. Después con el tiempo me fui dando cuenta de que hay un interés por comunicar, y la escena como ese espacio codificado para ello, ya sea actuando o dirigiendo. También la docencia, otro camino que me interesa donde puedo acompañar el proceso de alguien. Eso me propone mucho desafío, en leer a la persona, y entender por donde la guías para que consiga manifestarse.

 

  1. ¿Qué te une a Francia, qué decidiste estudiar allá?

 

Me unen 4 años de formación en el Centre des Arts du Cirque Le Lido, y en ese transitar, me unen los vínculos que allá se crearon, lazos de amistades profundas, encuentros con ciertos profesores que me partieron la cabeza y me habilitaron nuevos lugares de expresión. También me une una cierta manera de ver el circo y la escena, un algo que no tiene forma, estilo ni esquema, donde se hace de acuerdo a las singularidades y particularidades de cada uno y que nuestra potencia esta en eso que nos hacen únicos, que destellan nuestra firma personal y nos permiten buscar en el plano de lo genuino. Allá hice una formación que se titula “comedien du Cirque”, sería algo así como “Actor de Circo”.

 

  1. ¿Vos interpretas y escribiste “La Ceremonia, el suicidio de una idea y la decadencia del poder? ¿Cómo fue el proceso creativo y la puesta?

 

Si, con diferentes directores que me fueron acompañando en el proceso, sobre todo Gabriel Páez, quien me dirigió en el último tramo antes del estreno. El proceso creativo, fue bien expuesto. Era un constante laboratorio-ensayo-público. Empecé en el 2012 con un formato corto de 10 minutos, después amplié el universo a 30 minutos, y al final terminó en 55 minutos. Lo actuaba en todo lugar que podía, armabamos ciclos con artistas amigos, hasta empezar a hacer las primeras temporadas. En la instancia de laboratorio, investigaba el cuerpo, la voz, los efectos. Después en el ensayo, empezábamos a tomar decisiones, de linkeo de situaciones, disposiciones espaciales, recorridos. Y en vivo testeaba la actuación, el estado. Ahí es donde mas fui ablandando el cuerpo, para que ese mundo interno logre salir, y cuando eso pasaba, la improvisación me daba regalos. Y al final esos hallazgos fueron desplazando a la idea preconcebida de la cosa y dando lugar a la organicidad que emergió del cuerpo.

 

  1. ¿Qué podes contarnos de tus prácticas de yoga, desde el 2007 y con varios estilos: Ashtanga, Hatha, Kundalini y actualmente practica Iyengar?

 

El yoga es un mundo que me interesa mucho en la práctica. Soy más de abordarlo desde el cuerpo que desde su filosofía. A mi me resetea el cerebro, me baja la frecuencia y me lleva a un tono corporal más placentero.  Después el yoga, como yo lo conozco, por momentos se me hace muy rectilíneo, no encuentro circularidad en sus formas, así que últimamente estoy buscando eso por el lado de las artes marciales.

 

  1. ¿Por qué el público no se puede perder en el Galpón de Guevara, Un domingo? (obra en la cual conformas el elenco)

 

Porque te da vuelta la cabeza. Te atrapa de muchos lados, la estética, la proeza, la actuación, la imagen, la historia, lo absurdo. Tiene estímulos muy potentes. “Un Domingo” es un espectáculo que buscamos hace mucho tiempo desde Proyecto Migra, la cooperativa de la cual formo parte. Armamos un equipo artístico muy interesante y convocamos a Florent Bergal, un director que maneja de una forma muy particular el lenguaje del circo contemporáneo. Una estética Fellinesca, de familia en decadencia. Volvemos en Septiembre al Galpón de Guevara.

¿Algún mensaje que quieras dejar para cerrar la nota?

Invitarles a mi unipersonal, La Ceremonia, que sucede todos los domingos a las 17hs en el Teatro del Perro. Chacarita. Y después que chusmeen en el Instagram sobre Proyecto Migra y el FICI, Festival de circo que hacemos en Noviembre. Gracias.

 

 

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.