Resultado de imagen para eggs benefits

¿Sabías que Latinoamérica es una de las regiones líderes en la producción de huevos? Es una parte esencial de nuestra cultura gastronómica.

Lo mejor de estos alimentos tan completos, versátiles y necesarios es que hay muchísimas formas de cocinarlos: fritos, hervidos, revueltos o rellenos, los huevos encantan a todos. Por su versatilidad, también son buenos acompañantes o toppings, y ayudan a formar masas, crear deliciosas frituras y hasta son el secreto de algunos batidos típicos de Latinoamérica.

Dependiendo de cómo se cocine el huevo, tiene diferentes beneficios. Por ejemplo, una de las mejores formas de consumir un huevo es cocido. Este alimento tiene una gran cantidad de propiedades nutricionales y vitaminas como la A, B2, B12, D y E, y esta manera de cocinarlo las preserva. También tiene un alto contenido en proteínas y aporta energía.

Si se desayuna, es bueno para adelgazar, ya que ayuda a controlar el apetito. Pero no es necesario limitar el momento de su consumo a la primera comida del día… Food Network conoce la pasión de los latinoamericanos por este alimento, por ello ha compartido tres recetas de la nueva temporada del famoso programa Giada at Home que tienen este ingrediente, para disfrutar de los beneficios del huevo en desayunos, almuerzos y cenas.

La nueva temporada de Giada at Home comienza el 11 de agosto (jueves 16:30 Bogotá, 18:30 Buenos Aires), y allí se podrá ver cómo la reconocida cocinera Giada de Laurentiis prepara estas delicias en reuniones con sus familiares y amigos.

PLT para el desayuno (Panceta, lechuga y tomate)

Receta cortesía del programa Giada at Home de Food Network

Rendimiento: 8 porciones

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 20 minutos

Facilidad de Preparación: Intermedio

 

Ingredientes:

  • 1 cucharada de mostaza de grano entero
  • 115 g de queso de cabra fresco a temperatura ambiente
  • 4 mini bagels, cortados
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva extra virgen
  • 8 rebanadas finas de panceta
  • 8 huevos de codorniz a temperatura ambiente
  • Sal kosher y pimienta negra recién molida
  • 2 tomates Roma, cortados en rodajas de 1 cm
  • 1 taza de rúcula bebé

 

Rendimiento: 

En una olla pequeña a fuego medio, calienta la mostaza y 1/4 taza de agua a fuego lento. Agrega  el queso de cabra y bate hasta que se mezcle. Coloca a un lado. La mezcla se espesará al enfriarse.

Pon a tostar los mini bagels hasta que estén dorados y crujientes. Reserva.

En una sartén mediana antiadherente, calienta 1 cucharadita de aceite de oliva a fuego medio. Añade 4 rebanadas de panceta y cocina hasta que estén doradas y crujientes por ambos lados, de 2 a 3 minutos por cada lado. Escurre la panceta en toallas de papel. Repite con la panceta restante.

Calienta 1 cucharadita de aceite de oliva en una sartén pequeña a fuego medio bajo. Coloca 4 huevos de codorniz en la sartén, espolvorea con sal y pimienta y cocina hasta que las claras estén cocidas, pero las yemas estén suaves, coloca en un plato y repite con los huevos restantes. 

Para ensamblar el PLT: Junta cada bagel con 1 cucharada de la salsa de queso de cabra. Cubre con una rebanada de panceta, una rodaja de tomate, y un poco de rúcula. Coloca un huevo de codorniz frito encima y pimienta negra recién molida. Sirve.

Raviolis crujientes de higos y Gorgonzola

Receta cortesía del programa Giada at Home de Food Network

 

Rendimiento: 4 a 6 porciones

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Facilidad de Preparación: Intermedio

 

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1 1/2 tazas de sidra de manzana
  • 1 rama de canela
  • 2 estrellas de anís
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra
  • 1/8 cucharadita de sal fina
  • 20 envoltorios de wonton
  • 10 higos secos, sin tallo y cortados a la mitad longitudinalmente
  • 1/2 taza Gorgonzola desmenuzado
  • 1/4 taza de nueces tostadas y picadas
  • 1 huevo grande batido
  • Aceite de semilla de uva para freír

 

Rendimiento:

Derrite la mantequilla en una olla pequeña a fuego medio, revolviendo ocasionalmente hasta que la mantequilla se dore y huela a nuez, unos 8 minutos. Añade la sidra de manzana, la canela, el anís estrellado, la pimienta y la sal, calienta a fuego lento y cocina hasta que el líquido se haya reducido a 2/3 de taza, aproximadamente 20 minutos. Cuela y conserva caliente.

Coloca una envoltura de wonton en una superficie de trabajo (Mantén los envoltorios debajo de una toalla húmeda para evitar que se resequen). Coloca dos mitades de higo, un par de migajas de Gorgonzola y una pizca de nueces justo al lado del centro del wonton. Unta los bordes de la envoltura con el huevo, dobla la mitad sobre el relleno para formar un triángulo y presiona los bordes para sellar. Coloca los raviolis en un plato y cubre con una toalla húmeda.

Repite hasta que todos los envoltorios de wonton estén rellenos.

Calienta 1 cm de aceite de semilla de uva en una sartén grande a fuego medio. Añade los raviolis al aceite uno a uno y trabaja en tandas. Fríe el primer lado por 2 minutos, o hasta que estén dorados. Voltea y cocina 2 minutos más, hasta que estén dorados por todos lados. Retira los raviolis a un plato con una toalla de papel. Sirve caliente con la mantequilla marrón con sidra al lado, para mojar.

 

Bistec de costilla toscano

Receta cortesía del programa Giada at Home de Food Network

Rendimiento: 1 a 2 porciones

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de preparación inactivo: 12 horas

Tiempo de cocción: 20 minutos

Tiempo total: 12 horas y 30 minutos (incluye el tiempo de marinado)

Facilidad de Preparación: Intermedio

 

Ingredientes: 

Adobo:

  • 1 bistec de costilla con hueso de 500 g y 4 cm de espesor aproximadamente
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva extra virgen
  • 4 ramitas de romero fresco
  • 4 ramitas de tomillo fresco
  • 2 dientes de ajo, pelados y machacados

 

Bistec:

  • 1 1/4 cucharadita de sal kosher
  • 1/2 cucharadita de ralladura de limón
  • 1 cucharadita de jugo de limón fresco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen más 1 cucharadita
  • 1/4 cucharadita de romero fresco picado
  • 1/4 cucharadita de tomillo fresco picado
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra recién molida y más para sazonar
  • 1 huevo grande
  • 6 o 7 hojas de rúcula bebé

 

Rendimiento: 

Para el adobo: El día antes de que planees cocinar la carne, coloca el bistec en una bolsa con cierre hermético junto con el aceite de oliva, el romero, el tomillo y el ajo. Mueve las hierbas y el ajo alrededor de la bolsa para cubrir la carne con todos los sabores. Refrigera durante la noche.

Para el bistec: Retira la carne de la nevera 30 minutos antes de cocinar. Precalienta el horno a 400 grados F/200 grados C.

Calienta una sartén a fuego medio alto. Espolvorea la carne con 1 cucharadita de sal de manera uniforme. Coloca la carne en la sartén y dora durante 5 minutos sin mover la carne. Da la vuelta al bistec y repite por el otro lado. Coloca la carne en una bandeja para hornear y hornea durante 10 minutos para término medio. Deja que la carne repose durante 15 minutos.

Mientras tanto, en un tazón pequeño mezcla la cáscara de limón, el jugo de limón, 2 cucharaditas de aceite de oliva, el romero, el tomillo, 1/8 cucharadita de sal y 1/8 cucharadita de pimienta. Reserva.

Calienta una sartén pequeña antiadherente a fuego medio. Añade 1 cucharadita de aceite de oliva y agrega el huevo, teniendo cuidado de no romper la yema. Espolvorea con 1/8 cucharadita de sal restante y 1/8 de cucharadita de pimienta. Reduce el fuego a medio bajo y cocina lentamente el huevo hasta que la clara esté cocida y la yema esté todavía suave, unos 3 minutos.

Coloca el bistec en un plato para servir. Arregla la rúcula sobre la carne y rocía 1 cucharadita de aceite de hierbas. Coloca el huevo encima. Rocía con el aceite de hierbas restante y sazona con un poco de pimienta negra molida.

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.