Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Nelson Mandela, el primer presidente negro de Sudáfrica, pasó en total 27 años tras las rejas por su lucha contra el dominio de la minoría blanca del país. Tras ser liberado en 1990, siguió adelante promocionando la reconciliación entre los grupos étnicos de manera pacífica, lo que le granjeó el reconocimiento en su país y en el mundo. En un artículo, la revista española Muy Interesante resumió su pensamiento en 10 frases.

 

“Mucha gente en este país ha pagado un precio antes de mí, y muchos pagarán el precio después de mí”.

 

“Si yo tuviera el tiempo en mis manos haría lo mismo otra vez. Lo mismo que haría cualquier hombre que se atreva a llamarse a sí mismo un hombre”.

 

“Me gustan los amigos que tienen pensamientos independientes, porque suelen hacerte ver los problemas desde todos los ángulos”.

 

“Nunca me he considerado un hombre como mi superior, ni en mi vida fuera, ni dentro de la cárcel”.

 

“Nunca pienso en el tiempo que he perdido. Solo desarrollo un programa que ya está ahí. Que está trazado para mí”.

 

 “La muerte es algo inevitable. Cuando un hombre ha hecho lo que él considera como su deber para con su pueblo y su país, puede descansar en paz. Creo que he hecho ese esfuerzo y que, por lo tanto, dormiré por toda la eternidad”.

 

 “Yo no tenía una creencia específica, excepto que nuestra causa era justa, era muy fuerte y que estaba ganando cada vez más y más apoyo”.

 

“Una prensa crítica, independiente y de investigación es el elemento vital de cualquier democracia. La prensa debe ser libre de la interferencia del Estado. Debe tener la capacidad económica para hacer frente a las lisonjas de los gobiernos. Debe tener la suficiente independencia de los intereses creados que ser audaz y preguntar sin miedo ni ningún trato de favor. Debe gozar de la protección de la Constitución, de manera que pueda proteger nuestros derechos como ciudadanos”.

 

“Los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo”.

 

“La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario”

.

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.