Los lazos rusos con Ucrania  y con  su territorio, Vladimir Putin  y Yulia Timoshenko datan  del inicio de Rusia,  en  el año 1000  D.C.

Por Julian Delgadillo | Colombia

En esa época, el Imperio Bizantino  extendió  su influencia hasta el mar Báltico por  efecto  del comercio de intercambio entre los  escandinavos, rusos  y alemanes en  esa zona,  al Norte, y los Bizantinos en el Sur, en el mar Negro,  a través de un antiquísimo camino  conformado por  el  río Vóljov, que  corre hacia  el  Báltico  al Norte, en una vía fluvial muy concurrida  y poblada  por  los antiguos rusos o Rus  Varegos, el cual   permite  la unión  con la cuenca y río Volga,  que  se  dirige  al Este,   y con  el río Dnieper que corre  hacia  el Sur para desembocar  en  el mar Negro, en vecindades de la península de Crimea y de la actual ciudad  de Sebastopol, la región  en que  tiene puesta la mirada  todo  el mundo, por  estos días.

Este  camino  se hizo prioritario  entre los siglos VIII  y  IX D.C. como comunicación  entre  los mares del Norte y Báltico  con  los mares Caspio  y Negro, y por  allí  al mar Mediterráneo, en momentos en que   Europa  se hallaba aislada de  este último mar por  efecto  del control que el  Islam  ejercía  sobre   el comercio desde  su epicentro  en Palermo, Sicilia, y  también sin navegación propia por los mares Norte y  Báltico, dominados por los escandinavos o normandos (Ferdinand Braudel, Las civilizaciones actuales,  Madrid, Tecnos,1978 Cap XIV, pp 458).

Por efecto  del comercio   fluvial  prosperaron dos polos urbanos, las ciudades  de Novgorod  sobre  el rìo  Vóljov, actualmente  a 190 km  al sureste   de  San Petersburgo  y Kiev, actual capital  de Ucrania,   sobre  el río Dnieper, epicentro económico  que floreció  alrededor  del año 1000 D.C., dando lugar  a la primera Rusia  del Principado  de Kiev, dominado por   la familia Rurik .  El  zar o rey Vladimiro I,  de  dicha familia  hizo bautizar  a la población  de Kiev en la religión Bizantina  en  el año 1000 D.C, y

Image and video hosting by TinyPic

Por  estos caminos esteparios, blanco y gris,  transitaron esclavos, pieles, cera, y ámbar, en  el sentido Norte-Sur,  y desde Bizancio o la actual ciudad  de Estambul  de Turquía, en sentido Sur-Norte  artículos  elaborados, telas, piedras preciosas, monedas  de oro  y los  estilos  arquitectónicos bizantinos, la religión ortodoxa y la escritura cirílica  con base  en caracteres griegos que crearon los monjes para difundir  el evangelio al mundo eslavo  de Novgorod  y Kiev.

Hacia  el  siglo  XIII la Horda   de Oro  del Gengis Kan, los mongoles o tártaros,  acabaron  con la primera Rusia  al conquistar Kiev  en 1241,  conformando un gran Imperio  con capital Hanai sobre  el bajo Volga. En la región  de Moscú  subsistió,  en una especie  de fragmentación feudal,  un principado ruso  que  se  hizo fuerte  hacia  el siglo XV  y  reprodujo  la  Rusia  de los rus varegos  de Kiev, ahora  dominada por  tártaros mezclados  con  rus, que sometieron    y asimilaron     la Horda   de Oro, dice  el historiador francés F.  Braudel  que  en forma  análoga  a como  los visigodos españoles  reconquistaron  las tierras  dominadas por  el  Islam  en España  en la época  de Cristóbal Colón, (Fernand  Braudel, Civilizaciones Actuales, Opus cited, Cap XXIV, PP 464)   iniciando  lo que sería  el Imperio Ruso,  a partir  del gran  Iván el Terrible, hacia 1551.

Es  así entonces, que  los lazos de  los ancestros  de  Vladimir Putin se  enraízan en los suelos  de Ucrania, parte  de las  estepas semi-planas  con montañas bajas  que  abarcan  desde  los Cárpatos  en la actual República Checa hasta los Urales más al Este, donde vivieron los Escitas, ese pueblo extraño que cultivaba trigo y que  es mencionado por  el historiador griego Heródoto

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.