Por Diana Decunto

Patricia Suarez (PS) escribió aproximadamente cincuenta obras, versátil porque incursionó en todos los géneros, desde libros de cuentos para niños, exploró la narrativa, el cuento para adultos, la poesía, y también el teatro. Junto a Adriana Tursi, los sábados a las 21.30, La casa de Nora, una versión libre de Casa de Muñecas de Henrik IIbsen, donde el teatro incursiona en el FEMICIDIO.

DD – ¿Patricia, qué te motivó  a recorrer diversos géneros literarios?

(PS) La curiosidad sobre todo. Y porque creo que un escritor debe poder escribir en cualquier género, y después elige para expresarse aquel en que esté más cómodo o menos cómodo, según prefiera cada uno, ¿no?

DD – ¿Hay algún género en especial en el que te sientas más cómoda, actualmente?

(PS) Sí, el teatro, por supuesto.

DD – De que trata la casa de Nora, la obra que habla del femicidio?

(PS) Empecé a trabajar en ese texto junto a Adriana Tursi hace varios años. Nuestra idea era cruzar la Nora de Casa de muñecas de Ibsen, con un femicidio argentino. Hay uno por día en nuestro país, así que lamentablemente, historias no faltan. Hicimos una investigación, armamos un esquema de trabajo y nos fuimos dividiendo y compartiendo las escenas. Escribir a dúo es una experiencia muy gozosa, y si te sale bien, a la larga, cuando se oyen los textos, nunca sabes qué escribiste vos y qué el otro. Se pierde la marca de referencia.

Hace un año le pasamos el texto a Herminia Jenzesian, que intuíamos, era la directora ideal para llevarlo a escena. La garra y la mirada de Herminia, iba a desentrañar esa madeja de pasiones, poder, crimen, que tiene la obra.

DD – ¿Cómo fue la experiencia de tres años de clases con Mauricio Kartun?

(PS) Más tiempo pasa, más me doy cuenta que aprendí con él. No sólo sobre la técnica de la dramaturgia. Cómo se escribe una obra de teatro, desde, digamos, lo formal. Sino cómo se es buen maestro, en qué consiste enseñar, qué se puede y qué no se puede lograr en el otro, cómo estimularlo. Sigo oyendo la voz de Mauricio, sus consejos, cada vez que escribo.

DD – ¿Viendo a la mujer de hoy en un espejo y comparándola con la de Ibsen? Qué ves de similar y de diferente?

Hay un mundo entre los derechos que tenemos hoy las mujeres y los que tenían hace un siglo, como en la obra de Ibsen. Desde ese lugar hemos avanzado mucho, la ley nos ampara más. Pero desde el lugar social de la mujer, su sitio como ciudadana, trabajadora, madre, sujeto deseante, etc.… la verdad es que en eso nos falta un trecho muy largo por recorrer.

DD  – ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

(PS) En el escenario, el estreno de La virgen del colibrí, una obra que dirigirá Claudio Aprile con la actuación brillante y que seguro será memorable de Pepe López y Elena Petraglia. En la escritura, la versión libre de El pelícano de Strindberg, que hará Mariano Dossena en el 2020 y las mil y un historias locas que me andan dando vueltas por la cabeza y tengo la fortuna de que muchos directores y actores crean en mí y las lleven a escena. Estoy inmensamente agradecida a mis actores. 

 

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.