Teatro, estado puro

El teatro es mágico, terapéutico y merece un gran respeto. En esta nota, Sandra nos cuenta eso que le hace sentir sentarse en una butaca y disfrutar de una buena pieza:

En Lima está: La cautiva

Un joven que trabaja en una morgue debe preparar el cadáver de una chica para el festín de militares que desean satisfacer sus necesidades carnales… ese es el argumento de La Cautiva.