ARTÍCULOS MÁS RECIENTES

Balthus: ¿Arte erótico o pornográfico?

«El tiempo en la pintura de Balthus es trascendental. Plasma el tiempo de la infancia. Un tiempo anterior a la conciencia misma del tiempo. Más que la temporalidad de la historia, se evoca la temporalidad de los actos arcaicos y primitivos. Reproducción e infinitud que se excede siempre en las mismas escenas, los mismos momentos de ensueño, de deslumbramiento erótico, de imaginación, de juego, de fatalidad y de expectativa».