El lado negativo de ser positivo

«La positividad tóxica se desarrolla bajo un proceso en el que el individuo niega, invalida y minimiza los hechos que giran alrededor de las emociones humanas (insisto, las suyas y las de otros). Entonces, esa aparente actitud positiva ante la vida inmediatamente se transforma en un frente tóxico, ya que lo que en realidad está haciendo es suprimir emociones que todos poseemos, como el resentimiento, la tristeza o el enojo».