Viajes, Aventura, Destinos.

Image and video hosting by TinyPic

Por Arenka Rubio.

Visitando el Copacabana: que no queda en el Mar.

Hace un par de meses por esta época estaba sentada en un restaurant a la orilla del Lago Titicaca al oeste de Bolivia, el viento frío pero soportable le daba alivio a mis quemaduras en la piel, y no podía dejar de pensar, ¡Qué maravilla de paisaje! Sentada en el Copacabana que Google ignora como primera opción, esa que no queda a orillas del mar.

Cuando llegué a Copacabana no tenía la menor idea del lugar que iba a conocer. Llegué cuando ya estaba oscureciendo, y los habitantes se disponían a iluminar sus pequeños pero muy acogedores negocios. Había pasado por un millar de ciudades, de pueblos y de lugares remotos, pero ninguno produjo en mí la calma que trajo consigo la brisa del lago y las sonrisas de los turistas sumergidos en aquel paraíso.

A mí me pareció  una obra de arte, una pintura llena de detallitos, una feria artesanal a orillas del Lago navegable más alto del mundo, donde puedes encontrar hotel  con vista al lago, desayuno Tipo Americano, cable, WIFI y baño privado desde US$ 8 dólares la noche, y ni hablar de las residencias  que cuentan con menos lujos y su valor oscila entre los US$ 2 y US$ 5 dólares por noche.

En Copacabana se pueden encontrar diferentes ofertas gastronómicas que son tan variadas como las nacionalidades de sus visitantes. Se pueden contratar tours a islas cercanas donde también cuentan con servicio de hospedaje, visitas a lugares como la Isla del Sol, donde dice la leyenda que fue la isla en la cual el Dios Viracocha creó a la humanidad luego del gran diluvio, o también pasar por la isla de la Luna también conocida como Coati, la segunda isla sagrada de los Incas (La primera es la isla del sol) donde se puede encontrar el palacio de las vírgenes Iñaquyu.

En pocas palabras, Copacabana en Bolivia es un paraíso terrenal, donde se respira tranquilidad,  y se pueden presenciar las más hermosas puestas del sol; Donde vale más el paisaje que la cantidad de dinero que se lleva, se obtienen grandes placeres con poco dinero, y se adquiere gran sabiduría junto con esa riqueza espiritual que tan olvidada permanece. Bolivia es un país que te recibe con los brazos abiertos, Copacabana es su alma, un alma tranquila y paciente de un territorio olvidado e ignorado por muchos.

Abramos los ojos y expandamos la mente, hay lugares hermosos que se pueden visitar sin necesidad de tener que hipotecar la casa, y Bolivia es un país que te ofrece muchos de ellos. ¡Vamos, Recorramos Latinoamérica!

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.