Image and video hosting by TinyPic

Por Julián Delgadillo | Colombia

Dice el santo Job  de la Biblia, artículo 41, del libro  de su nombre,   sobre el Leviatán  que  “Nadie hay tan osado que lo despierte. Y  que  de  su grandeza tienen temor los fuertes… No hay sobre la Tierra quien se le parezca, pues  es un animal hecho exento de temor   que  menosprecia toda cosa alta y grande pues  es  rey sobre todos los soberbios”.

El origen del  monstruo  del  Leviatán  parece  ser la  Biblia, en donde  es varias veces mencionado, entre otras  en  el libro  nombrado  de Job, art. 41;  en el  que agrega: :  “ Si Usted  pone  una mano  sobre  él,  recordará la lucha y  nunca lo hará  de nuevo, pues  cualquier  esperanza  de  someterlo  es falsa, y  su mera  vista  es  sobrecogedora”.  Se  trata de  una especie  de Minotauro, el monstruo  de Knossos  en  la isla  de Creta, Grecia,  que fue muerto  por Teseo con la ayuda  del hilo  de Ariadna, hija  de Minos, el rey de Creta,  . o  tal vez similar al   monstruo  cristiano del Argamedón,  el genio  del  mal o  el mismo Demonio,  que  será vencido  por las huestes  del cordero de Dios, en el advenimiento  del Juicio Final, mito desarrollado  en  el libro  del Apocalipsis o  de la Revelación  de Juan, tal vez  el apóstol. .

El Leviatán-monstruoso,  fue representado por  el grabadista Gustave Doré, hacia 1865 en Francia  como  una gran serpiente  marina, y había  sido  tomado  por Tomas Hobbes   en  su obra de filosofía política  Leviathan, or The Matter, Forme and Power of a Common Wealth Ecclesiasticall and Civil, publicada  en  1651, como la imagen  del  Estado absoluto  en cabeza  de  un rey,  que posee todo el poder eclesiástico y civil  de un pueblo o estado, mediante  un contrato social primigenio, en que  el pueblo  le  cedió  su soberanía, y  por consiguiente ese rey no  está limitado por regla o Constitución  alguna ya  que es  él  mismo  el depositario  de la soberanía  para  siempre y posee así el derecho absoluto de mandar y disponer  de  sus súbditos, como lo juzgue  su conciencia, sin dar  cuentas a nadie sino  así mismo  , y sin que  nadie  se le pueda oponer, pues posee  un  poder análogo  al  del Leviatán de  los mitos. Bíblicos.

Y pareciera  que un monstruo parecido es  el  que  ha mirado y sometido  a Grecia desde  que  debió  aceptar las condiciones de la  Troika para poder  subsistir económicamente  de  acuerdo con  el Pacto  conseguido por Psipras, el primer ministro del partido  de Izquierda Syriza, contra  el cual parecen estar  en guerra  y dispuestos  a acabarlo allí  y  en España a su hermano Podemos, los conservadores  europeos liderados por  el Ministro alemán Schauble  y la Primera Ministra Angela Merkel, para  evitar una contaminación  de la zona euro en los  países llamados despectivamente PIGS, por  sus iniciales  en  inglés, Portugal, Ireland, Grece, Spanich, paises que han venido teniendo problemas con  el pago  de  sus deudas respectivas, dentro  de la macro-economia  dispuesta  por  el Euro

El problema griego viene  de varios años  atrás, ya  que Grecia es un país mediterráneo, con un ritmo y cultura   de vida diferente  al nórdico, que hace  siesta y  vive de la agricultura del tomate, trigo y maíz, de la  industria   de telas, de la producción de  alimentos y productos tabacaleros, de algunos productos  químicos, de la  fundición y siderurgia, del  refinado de  petróleo,  de  la industria naviera y de empresas matriculadas  en sus puertos, principalmente  el Pireo.   Sin embargo, la principal industria griega es  el  turismo,  con base  en sus numerosas islas  como  Creta, Delos  o Eubea, entre otras,  al igual que   de sus tesoros arquitectónicos clásicos en conjunto con  el  recuerdo  de  sus héroes míticos.

El español  Leonardo Fabián Ballón comenta  que  el endeudamiento último  griego se inició  en  1993 cuando  el déficit  fiscal alcanzó un   13%, con una deuda pública  que  se   subió  al 100 %  de  su  PIB para  luego, durante  el gobierno  de Costas Caramanlís  en 2004 contratarse una gran burocracia, aspectos  que  hicieron  conflictivos el cumplimiento de los  pagos internacionales, lo cual , después  de varios préstamos o bail.-outs, por parte  de la Troika, el Fondo Monetario  Internacional, la Comisión Europea y  el Banco Europeo,  con  sus respectivas exigencias  de recortes  de  sueldos  y   de pensiones, se llegó  a la  situación actual   en 2015, en los momentos en que subía   al poder  el partido izquierdista  de Syriza  y  se   hizo el  anunció  de que  Grecia no  se sometería  a nuevos recortes,  austeridad  y sacrificio .  Entonces  allí fue  Troya  llegando   la deuda pública   al  113 por ciento del  PIB, el déficit fiscal al 11%    y  se produjo una desconfianza general entre los  acreedores, conformados por países  de la Unión Europea  y particulares.

Entonces  aparece  el Leviatán  imponente, principalmente alemán, dispuesto  a  someter  a Grecia  a unas condiciones  de país  colonial  de Europa   con  el propósito de exigir  el pago  de su  deuda,  sin importar  su soberanía ni el mandato  de  su último plebiscito  de 2015  que exigía no someterse  a las condiciones económicas  de  austeridad, exigidos por la Troika, En  el curso  de las negociaciones  se ha comentado  que    Angela  Merkel olvidó  su propia tragedia en  el pasado alemán de país humillado  mediante   el tratado  de Versailles, después  de la Primera Guerra Mundial,  el   que trajo como consecuencias una gran inflación,  crisis económicas increíbles y  el  advenimiento  de  otro Leviatán: el régimen  de  Adolfo  Hitler y la Segunda Guerra Mundial..

Grecia, país democrático y autónomo, sufrido, mártir y héroe de la Segunda Guerra Mundial  cuando  sus partisanos se enfrentaron a los Nazis,  queda así nuevamente intervenido  en  su tesoro público  por Alemania  y sometido  a Europa  en su soberanía, en momentos  en  que la misma Christine Lagarde,  la  Directora  del FMI, afirmaba  que  esta deuda   pública  de  US ·$ 301.527, equivalente  a tres veces  la deuda externa  de Colombia,  es impagable y requiere  una  reestructuración, incluso  una rebaja y un  plazo mayor  para  su pago, en conjunto  con  algunos años muertos.

Esta imagen  de un país crucificado debido  a  sus obligaciones macroeconómicas,  que  están por  encima  de  su soberanía, nos recuerda los mitos griegos  de  esos monstruos paralizantes mencionados como  la Hidra de múltiples cabezas  o la Gorgona medusa que  con su sola mirada dejaba  aterradas  a sus víctimas como lo están los pobres pensionados griegos  y la juventud desempleada, ante la reproducción  de  esa conjunción  de monstruosas divinidades  que le rinden culto  al Baal  del capitalísimo macro-económíco europeo  reproduciendo esa conjunción  de monstruos  de las culturas  judeo-greco-cristianas:  el Leviatán,  la Gorgona Medusa, el Minotauro, la Hidra  de múltiples cabezas y  el Argamedón.

Image and video hosting by TinyPic


Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.