En análisis: la rápida evolución de la potencia móvil.

En el año 2007 sale a la venta lo que será el precursor de la telefonía móvil moderna: el famoso “Iphone”. El Iphone, no solo fue revolucionario por su pantalla táctil, sino también por su cualidad de “computadora”.

Image and video hosting by TinyPic

Por Sean Bernardini Twitter / Facebook / Youtube

Si bien los smartphones ya existían desde mucho antes (el sistema operativo de Nokia, “Symbian”, siendo el caso mas conocido), fue el Iphone quien creó el movimiento que en rápidamente, seguirían todas las demás marcas.  Pero a diferencia de los complicados smartphones del momento, el iphone era cómodo, fino, y su interfaz de iconos cuadrados podía ser rápidamente comprendida incluso por el mas desactualizado en tecnología.

Lo que verdaderamente hizo furor de este aparato, fueron sus capacidades. El hecho de que la mayoría de las tareas usuales de una computadora podrían ser ahora realizadas a través de un celular, y todo esto bajo un sistema de lo mas cómodo y accesible, fue lo que consagró su éxito; y a su vez el futuro de la telefonía móvil.

Un sistema operativo menos accesible que el de Apple, pero que tiene la ventaja de ser compartido por la mayoría de las marcas de celulares del mundo. 

.

Saltando un poco en el tiempo, nos encontramos ahora con el sistema operativo “Android”, el nuevo rey de los celulares. Un sistema operativo menos accesible que el de Apple, pero que tiene la ventaja de ser compartido por la mayoría de las marcas de celulares del mundo. Y el objetivo de estas marcas parece ser últimamente “proporcionar el mejor smartphone del mercado”. Las marcas van así en guerra unas contras otras, con el fin de brindar la experiencia mas completa posible en un celular.

Un celular hoy en día (los que conforman la denominada “gama alta”) tiene básicamente la misma potencia que una computadora común y corriente. Esto se ha justificado como una mezcla entre habilitarlo para lograr todas las funciones que tiene (acelerometro, GPS, etc..) y evitar sobrecalentamiento por su pequeño tamaño.

 las aplicaciones generales no necesitan de muchos recursos; y los videojuegos disponibles necesitan mas..

Pero hablando estrictamente de aplicaciones y funciones internas del celular, no hay probablemente casi nada que pueda hacer utilizo de semejante potencia: las aplicaciones generales no necesitan de muchos recursos; y los videojuegos disponibles necesitan mas, pero jamas la potencia que el mercado ofrece (y menos aún, los juegos mas populares como “Angry Birds” o “Plants vs Zombies”).

.

Hoy en día, acabamos de llegar al punto de máximo rendimiento en celulares; ahora todo es fluido, rápido, y eficiente. Por lo que uno tiene que preguntarse es, ¿Adónde vamos ahora?

.

El tema de la potencia siempre fue un gancho clave para las campañas de celulares. Miles de personas cambian su celular regularmente, para así poder conseguir lo ultimo en el mercado. En algunos casos se busca satisfacer deseos y necesidades especificas; en muchos otros es solo el hecho de comprar “lo mas nuevo”.

Todo problema que un celular de varios años atrás podía tener, esta resuelto. Un smartphone de hoy en día ya es capaz de realizar sus tareas de manera eficiente, rápida y al máximo de sus capacidades.

Por lo que es interesante ver, es adonde irá a parar la tecnología móvil ahora, y como será la nueva evolución de esta (que como podemos esperar, la va a haber).

.

Ver así, si la necesidad de expandir su potencia será consecuencias de necesidades tecnológicas, o puramente una una decisión de marketing…

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.