Image and video hosting by TinyPic

De repente… abrí los ojos;

estaba en una sepultura.

Una navaja solitaria

me cortaba los pies

que ya no daban pasos.

Nada entendí.

.

El universo me parecía distante

y todas las personas muertas

en las fronteras sostenidas.

¿Pero cómo muertas,

si muchas de ellas seguían tan vivas?

.

Mis ojos se encontraban trincados

y veían todo en tonos regresivos.

Llevé mi mano al corazón

y noté que había yo envejecido

antes de la vejez.

.

De a poco fue recobrando

lo que solamente yo denominaba

mi lucidez

y recordé que hacía mucho

ya venía pisoteando jardines.

Percibí infelices más felices que yo.

.

Fue entonces

que sorprendido

descubrí que fueron los propios prejuicios

que reproduje yo

los que me empujaron hasta allí.

.

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.