Salud y bienestar

Image and video hosting by TinyPic

Por Lorena Mendoza | España
Pilates es una actividad física, mental y espiritual formada por un sistema de ejercicios pensados minuciosamente por Joseph Pilates para mejorar nuestra condición física, conectarnos con nuestro cuerpo y ayudarnos a ser más felices.

La contrología, así se llamaba al principio esta actividad, se basa en tres premisas: Alineación, estabilización y movilización.

Alineación

La alineación tiene que ver con nuestra postura a la hora de hacer el ejercicio. Para que una espalda esté sana, las curvaturas de la columna tienen que ser las naturales. Hoy en día, por el tipo de trabajo que se realiza o por vicios posturales, la columna es la gran sufridora.

La alineación tiene que ver también con la posición de los pies, con nuestra manera de pisar, de caminar y de correr. Esos pequeños movimientos repetitivos repercuten en el resto del cuerpo, desde las plantas de los pies hasta la coronilla. Si la alineación no es la correcta va a dar lugar a malas posturas, contracturas y dolores musculares.

Estabilización

La estabilización se refiere a que debo posicionar mi cuerpo de manera que sólo se mueva el segmento que quiero trabajar. Por ejemplo, para relajar la zona de hombro, trapecio superior y cuello, las escápulas deben estar como derretidas hacia las caderas antes de realizar un movimiento con los brazos.

Movilización

El músculo se contrae de dos maneras: Una es la contracción concéntrica (como por ejemplo cuando flexionamos el brazo para beber un vaso de agua) y la otra es la contracción excéntrica (como cuando extendemos el brazo para dejar el vaso en la mesa).

En Pilates se hace más hincapié en trabajar la fuerza excéntrica que la concéntrica.

Al trabajar los músculos de manera excéntrica aumenta la fuerza muscular un 30 % más que si lo trabajáramos concéntricamente y se aumenta la elasticidad de los tejidos, lo que (entre otros beneficios) va a disminuir el riesgo de lesiones tendinosas y musculares.

Lo genial es que estas tres premisas se pueden aplicar a cualquier otra actividad: Andar en bici, correr, nadar… ¡Incluso estar sentado!, por lo que es una gran base para hacer actividad física y deporte.

En los próximos artículos iremos viendo como introducir Pilates en todas las actividades de tu vida cotidiana.

Tu cuerpo, tu mente y tu espíritu te lo agradecerán.

Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.