Image and video hosting by TinyPic

.

Es inútil extender tus manos,

pues ni siquiera ven ellos tus ojos;

te lanzan gestos indiferentes.

.

Tú deambulas por las calles

haciendo de ti luz

cuando es todo oscuridad.

Aun así, te reducen a “loco”, “resquicio”, “chiflada”, “mendiga”, “subser”…

.

Es inútil extender tus manos,

pues ni siquiera ven ellos tu pasado;

están apurados venciendo victorias disolubles, conquistando nadas.

.

¿Serán ellos mismos los fuertes? Cuando eres tú quien atraviesa las estaciones

y entiendes de floreado, de calor,

de hojas que caen y árboles que reviven

y de frío.

.

Y justo revolcando estómagos en sus basuras, puerta a puerta

descubristes que están ellos tan sin techo cuanto tú,

vagando en vías tan turbias cuanto tú.

.

Desde las ventanas de sus encuadramientos

ven ellos, vez que otra, fragmentos de sol y luna;

mientras que para compensarte la invisibilidad, el no-techo,

el Sol nace

y tú lo notas.

Luego él brinda a tu existencia

irradiando a todo lo que tu visión dignifica,

así como también te saluda la Luna adornándose de estrellas;

simplemente, porque tú sí, existes.

los que me empujaron hasta allí.

.

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.