¿Alguna vez sentiste miedo de tal manera que no lo puedas controlar frente a algo o alguna situación?

Image and video hosting by TinyPic

Por María Sol Salvo / Twitter:  @ridyndigital

TEMOR, MIEDO, ANGUSTIA: FOBIA.

Las fobias, algunas extrañas y otras muy comunes, suelen estar relacionadas con experiencias traumáticas, y son aquellas que nos roban el control y nos paralizan irracionalmente. Lo importante es conocer sobre ellas, identificarlas para así, poder superarlas.

Etimología

La palabra Fobia deriva de Fobos que en la mitología griega era el hijo de Afrodita y  Ares, llamado también “la personificación del miedo, del terror”. Su imagen, se presentaba antes de las batallas y desparramaba pánico entre los luchadores: automáticamente tenían miedo de morir, de sufrir. Aterrorizados, los mismos abandonaban el campo de batalla o se hacían pasar por muertos para poder huir.

Ponerle nombre a los miedos

Según el Diccionario de la RAE una fobia es una “Aversión obsesiva a alguien o algo” “Temor irracional compulsivo”. Otras definiciones agregan palabras como angustia, bloqueo, trastorno psicológico, traumas no resueltos, shock, etc. Las fobias no deben tomarse a la ligera, porque sus consecuencias son lejanas a lo agradable.

Fobias inusuales

Algunas fobias son tanto conocidas como frecuentes como la claustrofobia (miedo a los espacios cerrados) y la aracnofobia (fobia a las arañas). Pero hay otras que son más inusuales, algunas posiblemente no las hayas escuchado nunca. Aquí van algunos ejemplos:

*Calignefobia: temor a las mujeres hermosas

*Turofobia: miedo al queso

*Genufobia: miedo a las rodillas

*Hylofobia: temor a los árboles/bosques

*Eufobia: miedo a las buenas noticias

*Frigofobia: miedo a las cosas frías

*Hippopotomonstrosesquippedaliofobia: miedo a las palabras largas

*Ophthalmofobia: Miedo a ser mirado fijamente

*Optofobia: Miedo a abrir los ojos.

Tratamiento

El tratamiento con fármacos posiblemente no sea una solución, porque estos no eliminan el problema, solamente pueden calmar algunos de los síntomas. Pero hay profesionales que pueden ayudarnos a superar las fobias y hay distintos procedimientos para lograrlo: terapia de choque; terapia de exposición progresiva; terapia a través de la imaginación para que el paciente proyecte en su mente sin necesidad de estímulo físico; hipnosis y nuevas terapias que surgen día a día.

Personalmente, siento gran temor por las polillas, pero voy a superarlo: para todo miedo hay solución, lo más importante es poder compartirlo para salir adelante.

 

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.