El estrés es una de las variables que más afectan nuestra salud física y emocional, a niveles tales que puede derivar en cuadros específicos como depresión, presión alta, insomnio y obesidad.

Uno de los modos para lidiar con los factores de estrés de la vida cotidiana es la práctica de yoga reparador. Este tipo de yoga suave busca un efecto de relajación en el practicante, que lo dejará centrado y con la capacidad de enfrentar con el cuerpo y la mente más descansados los desafíos de todos los días.

Te damos algunas posturas de yoga reparador que, de ser incorporadas al menos una vez por semana en tu rutina de ejercicios, te ayudarán a combatir el estrés.

Savasana o postura del cadáver.

Es la postura básica del yoga. A simple vista parece sencilla, pero realmente requiere estar absolutamente quieto y concentrarse en cada parte del cuerpo.

Comenzar recostándose en el mat o colchoneta de yoga, abrir las piernas al ancho de las caderas y descansar los brazos con las palmas hacia arriba. Cerrar los ojos y respirar profunda pero lentamente. Relajar a consciencia todos los músculos del cuerpo desde los pies hasta la cabeza. Libera tu mente de pensamientos y concéntrate únicamente en la ubicación de tu cuerpo y en tu respiración. Sostener la postura de 5 a 10 minutos.

Beneficios:

Calma la mente, relaja el cuero y alivia el estrés. Se usa terapéuticamente para tratar ansiedad, dolores de cabeza, presión alta y depresión.

Viparita karani o postura de piernas en la pared.

Para esta postura usaremos un almohadón pequeño o una manta doblada que colocaremos junto a la pared. Ubicarse con las caderas sobre la manta o almohadón, recostar la espalda en el piso y elevar las piernas sobre la pared. Extender los brazos a los lados del cuerpo con las palmas hacia arriba y cerrar los ojos. Respirar profundo y sostener la postura durante 5 a 10 minutos, o más si se desea.

Beneficios:

Viparita karani es ideal para el estrés que genera dolor de espalda, ya que alivia la tensión en la parte baja de la columna y las caderas. Se usa terapéuticamente para tratar artritis, calambres, dolor de espalda, insomnio y depresión leve.

Supta baddha konasana o postura supina de ángulo cerrado.

Para esta postura, recostarse de espaldas y colocar dos pequeñas almohadas en los lados de cada muslo. Inhalar y flexionar las rodillas llevando los pies hacia la ingle; exhalar y abrir las rodillas para que las piernas se relajen sobre las almohadas. Mantener los brazos relajados con las palmas hacia arriba, cerrar los ojos y respirar dejando ir los pensamiento y preocupaciones. Permanecer 1 a 2 minutos en la postura.

Beneficios:

Esta postura es especial para el estrés que genera ira y angustia. Los movimientos de esta postura alivian el estrés emocional.

Balasana o postura del niño.

 

Balasana es una postura de descanso muy usada en clases de yoga. Arrodillarse, inhalar con los brazos sobre la cabeza, exhalar cayendo hacia el suelo, dejando que las manos descansen sobre la colchoneta.

Beneficios:

Otorga un descanso mental. Es usada terapéuticamente para calmar ansiedad y estrés mental.

Aprende a realizar estas posturas y mejora

sin mayores esfuerzos tu calidad de vida.

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.