www.ridyn.com ONIOMANIAwww.ridyn.com PODCAST

El placer de presumir puede derivar en un deseo incontrolable por poseer. La oniomanía o compulsión por las compras, define Umberto Gallimberti, es un “trastorno psicológico que comporta un deseo desenfrenado por comprar sin necesidad real, es frecuente en estados depresivos y genera en la persona adicta satisfacción inmediata con la que consigue borrar temporalmente problemas y dar sentido a su vida”.

Este padecimiento se presenta más en mujeres que en hombres, y suele ir acompañado de trastornos en el control de impulsos, ansiedad y otras conductas adictivas.

Si tu manera de comprar no te causa ningún conflicto ni endeudamiento, no tienes por qué preocuparte. Pero si has tenido más de una discusión por tu forma de comprar, el doctor Donald W. Negro, de la Universidad de Iowa, recomienda ir con alguien que te acompañe y sobre todo realizar actividades que disfrutes en soledad.

La psicoanalista inglesa Melanie Klein señala que la envidia es un sentimiento natural que acompaña a todo ser humano desde su nacimiento, aceptarla es fundamental.

Un estudio del Centro de Investigación de Informes del Consumidor de Estados Unidos indica que los zapatos son una de las prendas femeninas que más problemas de adicción pueden causar. Desde el psicoanálisis se han considerado un objeto fetiche, que simboliza poder y erotismo, entre otras cosas.

 

OPINIÓN: Para algunos, comprar es una diversión, para otros, una adicción

¿Cómo saber si eres parte del problema?

Lo eres si te identificas con al menos cuatro de estas situaciones, según el Illinois Institute for Adiction Recovery.

1. Gastar dinero como resultado de sentimientos de decepción, enojo o susto.

2. Tus compras te causan estrés y angustia.

3. Haber discutido sobre tu forma de comprar.

4. Sientes que no eres nadie sin tus tarjetas de crédito.

5. Utilizas tu tarjeta para comprar artículos que no puedes comprar en efectivo.

6. Percibes una oleada de euforia y ansiedad cuando compras algo.

7. Tienes sentimientos de culpa, vergüenza y confusión, después de comprar.

8. Mientes a los demás sobre las compras realizadas o cuánto dinero gastaste.

9. Piensas demasiado tiempo en el dinero.

10. Pasas demasiado tiempo haciendo malabares con las cuentas para poder gastar un poco mas.

Fuente:  revista QUO.

[soundcloud id=’135216447′]

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.