Image and video hosting by TinyPic

Por Andrés Camelo | Colombia

A lo que termine de redactar el correo para mi madre quien no veo hace más de 2 meses, noto que me toca usar el corrector de ortografía por la mitad de las palabras sin acento o con letras erróneas. En ocasiones pienso,  ¿quien fue el  sagaz que invento la gramática del español y por que demonios la hizo tan complicada?

Después de cuestionar muchas veces cual es el objetivo de las tildes, las cuales nunca las aprendí y aun hoy no se poner sin la ayuda del corrector, empecé a pensar que pasaría con mama y mamá. Increíble como el pensamiento depende de las palabras, sin la existencia de todo el amplio vocablo del español (Colombiano en mi caso) el mundo seria insípido. Como podría sentir el deseo de comer un tamal con arepa sin la existencia de esas palabras y peor aun como acá en argentina nadie lo comprende por que no existen estos conceptos.

Este es uno de muchos ejercicios que se me estrellaron en la cabeza.

Otro particular fue la cuestión del amor para cualquier individuo que su lengua natal sea el ingles se ve forzado a usar “I love you” para referirse al sentimiento por su pareja. El español ofrece toda clase de opciones; Te quiero, me gustas, te adoro, me encantas, te amo entre muchas mas para poder comunicar más detalladamente el sentimiento real por esa persona especial o no tan especial… de ahí lo importante de las palabras, nos permiten pensar.

Sin palabras no se piensa, si no se tiene el concepto de LIBERTAD ¿cómo sería el mundo, cómo sabríamos qué somos libres o no lo somos?, aunque en ocasiones nos corten la libertad de forma deliberada. Sabemos de la existencia de esta utopía de libertad. Porque no es lo mismo ser libre a ser no esclavo, o no prisionero.

La capacidad de pensamiento tiene como limite las palabras que conocemos, es imposible pensar en algo que no sabemos denominar.  En ese momento que nos tropezamos con eso que no podemos nombrar es cuando quedamos congelados en medio de una conversación mirando el techo y desesperados acompañando la angustia con estas palabras; “como se dice” “lo tengo en la punta de la lengua” “no se cómo explicarte bien”. Situación embarazosa que todos tenemos el orgullo de haber vivido.

De ahí la importancia de las letras y las palabras. Yo por mi parte apenas termine, voy a revisar el escrito para ver si disculpen la redundancia, quedo bien escrito, pero para todos la invitación es a usar bien nuestro idioma leer y escribir porque sin palabras no se puede pensar y si no piensas desperdicias lo único que nos hace humanos.

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.