Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

Mojar la cama durante la noche al menos 3 veces por semana a una edad en la que el control nocturno de la micción debería estar presente (5 años), es un problema común que se conoce como “enuresis”. Estos niños y niñas deben luchar diariamente con la vergonzosa situación que significa despertar mojado por la mañana.

La enuresis nocturna es el término médico para denominar el hecho de que un niño se orine en la cama. Se define como micción involuntaria durante el sueño, que ocurre en niños mayores de cinco años de edad y que no tienen ningún tipo de enfermedad o problema a nivel del sistema nervioso central.

En toda Europa, más de 5 millones de niños se orinan en la cama. En el Reino Unido, es el síntoma infantil más común. La enuresis nocturna sigue afectando a quienes están entrando en la edad adulta: 1 de cada 100 personas continúan mojando la cama.

“La enuresis puede ser muy angustiante para los niños y sus padres. Es una condición que afecta al grupo familiar, porque además de lo que sufren los niños, frecuentemente los padres se sienten avergonzados y estresados por lo que le sucede a su hijo. Los niños con enuresis tienden a sentir una sensación de vergüenza. A menudo se aíslan y evitan actividades sociales. Además, pueden experimentar situaciones de burla por parte de amigos y padres, así como sentimientos de baja autoestima en una edad en la que deberían tener intacta la imagen de sí mismos, ya que ello es extremadamente importante para el desarrollo óptimo de su personalidad”, comenta la Dra. Edurne Ormaechea MN: 97666, Uróloga infantil del Hospital Italiano a cargo del CIUFI (Centro de Incontinencia Urinaria y Fecal infantil).

Es importante saber que la enuresis nocturna es una condición física compleja, que involucra al sistema nervioso central (varios neurotransmisores y receptores), el ritmo circadiano (sueño y la eliminación de orina durante la noche) y desarreglos de la función de la vejiga.  En la actualidad se reconocerían varias causas orgánicas o funcionales que favorecen la emisión de orina durante el sueño. Entre ellas, los problemas de vejiga son los más frecuentes en aquellos niños que mojan la ropa de día y la cama durante la noche, mientras que los que sólo mojan la cama pueden presentar una excesiva producción de orina durante la noche.

Problemas asociados con los niños que se hacen pis en la cama

Amanecer con la cama mojada de “pis” es una experiencia vergonzosa y humillante que el niño no desea, pero que no puede modificar voluntariamente. Ellos son los primeros interesados en no mojar la cama.  Es de considerar que la reiteración del síntoma en el tiempo traerá, sin duda, modificaciones emocionales y en la personalidad de quien lo experimenta. En consecuencia, serán frecuentes:

  • Frustración y humillación ante la cama mojada todas las mañanas.
  • Bajo nivel de autoestima.
  • Problemas de sociabilidad.
  • Inhibiciones para dormir fuera de la casa.
  • Sentimientos de aislamiento y depresión.
  • Sentimientos de fastidio en los padres.

¿Cómo ayudarlos?

“Hablar con ellos y facilitarles el acceso a espacios online donde pueden encontrarse con el tema, es un manera de ayudarlos, tanto como el apoyo psicológico. Existe una página web bajo la consigna “basta de pis en la cama” (www.pisenlacama.com.ar) y un perfil en la red social Facebook (facebook.com/BastaDePisEnLaCama) donde pueden encontrar testimonios e información que los ayude. Esta página, es un lugar donde los padres y la familia pueden encontrar información, contención y respuestas para lograr que los niños entiendan lo que les sucede y así ayudarlos a manejar el tema”, agrega la Dra. Ormaechea.

Otra manera de ayudar al niño es tranquilizarlo, dado que este síntoma muchas veces causa una baja en su autoestima.

“Los padres deben entender que, a diferencia de la conducta de su hijo durante el día, la incontinencia nocturna es un hecho que el niño no maneja de manera voluntaria. Los menores deben seguir una vida normal y participar de las actividades, como ir a dormir a casa de algún amigo. Para ello pueden llevar absorbentes, de tal forma que el otro pequeño no se dé cuenta del problema, además de evitar los líquidos tras la cena y las bebidas con cafeína”, aconseja la doctora.

Se conoce que más de la mitad de los padres no permiten a sus hijos pasar las noches fuera de casa, entendiendo que de ese modo evitan el tema y la vergüenza. Esto hace que los niños que se orinan en la cama con frecuencia, se pierdan actividades como dormir fuera en casa de amigos, viajes escolares, campamentos y en casos con muchos episodios, incluso se evita que vayan a casa de sus abuelos.

Es necesario hablar sobre el tema, por ello tomamos parte de nuestro tiempo en desarrollar estas campañas de difusión, que gracias al apoyo de los medios de comunicación, podemos llegar a los padres, informándolos con el fin de ir cambiando estos comportamientos. En el CUIFI atendemos cada vez más familias que se acercan en busca de ayuda sobre este tema”, aclara la Dra. Ormaechea.

Por otro lado, la doctora afirma que “es real que el tratamiento de estos pacientes puede incluir medidas higiénico/dietéticas, el uso de alarmas, el apoyo psicológico, biofeedback y medicación. La droga utilizada para el tratamiento de la enuresis es la desmopresina. Los estudios han demostrado que a largo plazo, el tratamiento con desmopresina es eficaz y bien tolerado, y que puede ayudar a disminuir los episodios de enuresis”, concluyó. 

¿Qué deben hacer los padres si su hijo moja la cama con regularidad?

Los padres de niños que se orinan en la cama deben consultar a su médico para discutir las posibles causas y tratamiento adecuado.  La Sociedad Internacional de Incontinencia Urinaria en Niños (ICCS) recomienda que el primer paso en el tratamiento de la enuresis es recibir asesoramiento de un médico pediatra y un especialista en urología infantil.


Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.