En la mayoría de las dietas bajas de calorías, los lácteos cumplen una función fundamental. Muchas veces nos preguntamos, porqué en las meriendas o simplemente en el postre el nutricionista incluye, en vez de frutas, un excelente aliado: el yogurt.

El yogur se ha considerado como un alimento probiótico, lo que se traduce a  “un cultivo o mezcla de cultivos de microorganismos vivos incorporados a algunos productos para beneficiar la salud del huésped humano o animal a través de la flora intestinal”.

Esto quiere decir, que éste tipo de alimentos se elaboran a partir de bacterias benéficas para el organismo, que, al ingerirlos, pueden sobrevivir a los ácidos del estómago y llegar intactas al intestino donde llevan a cabo su misión.

Especialistas, han descubierto que el consumo diario de yogur desnatado ayudaría a bajar de peso y a reducir significativamente la grasa abdominal. El estudio y su investigación fue basado en el consumo de 3 porciones diarias de yogur desnatado y otras variedades lácteas, concluyendo que quienes consumieron yogur desnatado perdieron increíblemente un 81% más de grasa abdominal que el resto.

Esto se debería sobre todo a que el yogur como alimento, tiene bajo contenido en grasas y calcio principalmente, mineral que ayudaría a controlar y mantener la producción de “cortisol” hormona que se eleva ante la presencia de estrés, al cual se lo relaciona directamente con la acumulación de grasa abdominal fundamentalmente en aquellas personas que mantienen una vida saludable a las cuales les cuesta perder esos pocos kilos que llevan de más.

Beneficios que el yogur brinda a nuestro organismo

Generar tolerancia a la lactosa: Este es un punto muy importante, para así aclarar que su consumo es posible entre las personas que no toleran los lácteos. Las bacterias ácido lácteas contienen lactasa (enzima que digiere la lactosa).

Previene y mejora los síntomas de diarrea: Esto se debe a que el yogur ayuda a reestablecer la flora bacteriana intestinal sana, que se destruye por las diarreas. Por otro lado este alimento fortalece el sistema inmunológico ayudándolo a defenderse contra las infecciones.

Reduce los valores de colesterol sanguíneo: Diferentes estudios demuestran que el consumo de yogur desnatado baja los niveles de colesterol en sangre, en consecuencia este alimento debe formar parte de la dieta de aquellas personas que presentan riesgo cardiovascular.

Gran fuente de calcio: Las perdidas diarias de este mineral en nuestro organismo deben ser repuestas a través de la dieta diaria. El calcio presente en el yogur se ha disuelto en el ácido láctico, haciéndose así más absorbible para nuestro sistema digestivo y para su fácil paso posterior a todo nuestro cuerpo. Es notable que destaquemos que este producto lácteo tiene efecto preventivo ante el cáncer de colon.

Esta comprobado que el yogurt ayudaría a reducir el abdomen, por lo cual es más que saludable incluirlo en nuestra alimentación diaria, ante la menor duda, concurra con el especialista.

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.