Image and video hosting by TinyPic

Por María Alexander  / Twitter:  @ridyndigital

Ese famoso cartel situado en una colina.

Esas letras blancas de 13,7 metros de altura que magnifican la escena.

Los Ángeles, California.

El asesino.

Sus víctimas, demasiadas.

Heath Ledger, Tony Scott, Cory Monteith, Brad Renfro, River Phoenix, Chris Penn, Philip Seymour Hoffman, Capucine, Judy Garland, Marilyn Monroe, John Belushi, Brittany Murphy, Robin Williams, sólo algunos.

¿Culpables?

Todos.

Ganar fama, comprar autos caros y lujosos, vivir en una mansión, viajar en aviones privados y yates propios, tener muchas mujeres, mucho dinero y mucho sexo.

Esa parecería ser la primicia de “la buena vida”.

Esa parecería ser la meta a la que muchos aspiran. No sólo en Hollywood sino en varios países de todo el mundo.

Los niños crecen y sueñan con conseguir un trabajo que les pague bien para poder viajar a lugares extravagantes, entrar a boliches VIP, tener una Ferrari roja último modelo, una casa XXL y un yate colosal en donde poder tomar sol los fines de semana.

Los niños crecen y sueñan con conseguir un trabajo que les pague bien para poder viajar a lugares extravagantes, entrar a boliches VIP, tener una Ferrari roja último modelo, una casa XXL y un yate colosal en donde poder tomar sol los fines de semana.

La primicia de “la buena vida”, parece serlo todo.

Pero les tengo una mala noticia.

Ganar fama, comprar autos caros y lujosos, vivir en una mansión, viajar en aviones privados y yates propios, tener muchas mujeres, mucho dinero y mucho sexo, no es la respuesta a la felicidad.

No busquen ganar fama a toda costa y por que sí. Busquen el reconocimiento de sus familiares más cercanos y de sus amigos. El resto, no importa.

Busquen comprar un auto que sea cómodo y seguro. Un auto que les gusta a ustedes y no aquel que le gusta a todos los demás.

Busquen vivir en una casa que sea una mansión de amor, abrazos, risas, ternura, amistad, igualdad, respeto, cordialidad y afecto. Y no una mansión de 52 muebles, 9 televisores HD, 3 piletas climatizadas, 15 habitaciones, 7 vestidores, 83 pares de zapatos y 5 jacuzzis.

Busquen viajar en distintos medios: transporte público, bicicleta, tren, subte, micro, casa rodante. El avión privado, el yate privado y el auto privado, te privan  de todo. La satisfacción no está en el confort. Está en la experiencia de la aventura, de lo nuevo, de lo desconocido, del compartir con otras personas.

Y por último… no busquen muchas mujeres, mucho dinero y mucho sexo.

Busquen a la mujer (o al hombre) de su vida. A aquella persona que al abrazarte te hace sentir que nadie te puede lastimar. A aquella persona que al mirarte te vuelve a enamorar. A aquella persona que al besarte te hace volar. A aquella persona que al cantarte te hace soñar. A aquella persona que al acariciarte te hace fantasear. A aquella persona que no necesita explicaciones. A aquella persona que sólo te quiere ver crecer y triunfar. A aquella persona a la que le importas más vos que él mismo. A aquella persona que imagina una familia junto a vos y cuyo mayor anhelo es envejecer a tu lado. A aquella persona que no necesita sexo, sólo amor. A aquella persona que no necesita regalos materiales, sólo pasión. A aquella persona que sólo te necesita a vos.

Muchas veces nos confundimos y pensamos que tenerlo todo en la vida es complicado. Y nos ponemos tristes y nos frustramos por eso.

Muchas veces nos confundimos y pensamos que tenerlo todo en la vida es complicado. Y nos ponemos tristes y nos frustramos por eso.

Claro, no es fácil ganar fama, comprar autos caros y lujosos, vivir en una mansión, viajar en aviones privados y yates propios, tener muchas mujeres, mucho dinero y mucho sexo.

Pero ahí está el error.

El engaño.

Porque tenerlo todo es otra cosa.

Tenerlo todo es tener una familia.

Tenerlo todo es tener amor.

Tenerlo todo es saber disfrutar de la vida, sin necesidad de fama, autos lujosos, mansiones, yates, excesos.

Tenerlo todo es tener todo sin tener nada.

Ese es el secreto de la vida.

No Hollywood.

.

Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.