Image and video hosting by TinyPic

Hipsters

Cuando las reglas básicas fallan… Cuando los principios morales se tambalean… Cuando los derechos sociales se destruyen… La dignidad entra en alza. Entonces, se produce un fenómeno muy curioso. Vamos a denominarlo: efecto carcasa. Esto es ni más ni menos que la construcción epidérmica de una identidad basándonos en patrones implícitos en la sociedad que nos dan carisma, nos hacen especiales y nos elevan socialmente al estrato de artistas o intelectuales, o simplemente seres “especiales”. Es algo así como el éter que es parte de los elementos pero no se sabe muy bien definirlo.

Este fenómeno puede plasmarse en los hipster, los cuales no tienen ni idea de dónde y porqué surgió este movimiento, simplemente es “pro” y esto vende. Sí, porque como en el teatro, para que exista, se necesita un actor y un espectador, en este caso un público o una sociedad que se crea y acepte esta imagen. Entonces, ¿quién está más vacío, el que se muestra o el que se lo cree y lo valora?.

En cuestiones emocionales, psíquicas y por ende artísticas, que no requieren demostraciones empíricas para demostrar tus habilidades en procesos de creación…todo el mundo con una imagen “pro”, unas ciertas características tipo “corta y pega” y una lista concreta de spotify y cine sundance valen para formar tu “ser carcasa”.

Es una especie de “mister potato”. Un culto a la imagen. Con ella te aseguras, por ejemplo, una predisposición hacia ti y una credibilidad por encima de todo. Sólo debes “soltar” nombres de unos cuantos grupos, renegar de lo español, citar películas pseudofilosóficas sexuales, artistas de lo más ecléctico y desconocido, y entonces…¡ya eres lo más!. Y por supuesto actitud, si rollos, Nancys, Rubias sin cerebro ni talento pero con pose, esto no deja de ser lo mismo. Como habrás comprobado no es requisito imprescindible haber estudiado, tamizado conocimientos, ni siquiera haber viajado que para eso existe “callejeros viajeros”. Y estos seres epidérmicos que camuflan sus finanzas y por tanto su estatus, ya que no puedes discernir si eres copia, real, oveja negra de familia bien o un puto mosquito infiltrado…y al no saber, ese miedo de la sociedad actual del networking, a ti “ser carcasa” te da poder y respeto.

Y seguimos inflando globos de la gente epidérmica para que un día no muy lejano, se eleven por el cielo tipo “UP” con sus historias, su mundo y sus castillos de aire…hasta que encuentren un pajarraco que les reviente la historia. Ojalá vuelvan los pensadores únicos, independientes, revolucionarios, esos que se levantan, luchan y trabajan en pro de ideas e injusticias y no se dedican a compartir injusticias sociales en Facebook y no se levantan sino es para hacerse un selfie.

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.