Cuántas veces nos pasa que empezamos el gimnasio y al termino de un mes o menos abandonamos. Nos aburre la rutina de los famosos “aparatos”. 

Imagen 2

Al parecer eso llego a su fin. Crossfit es lo último en entrenamiento, ideal para ponernos en forma de manera divertida.

Cada vez son más los que se animan a esta nueva disciplina integral e intensa. Pero vayamos al punto: ¿En qué consiste? Crossfit es un entrenamiento con ejercicios funcionales, que toma lo mejor de diferentes actividades para conseguir resultados de forma eficiente. De alta intensidad y corta duración (Por lo general las clases son solo de 1 hora), se basa en el incremento de la resistencia tanto física como cardiorespiratoria, además de aumentar la potencia, coordinación, equilibrio y precisión.

El lugar donde se practica esta nueva alternativa son pocos convencionales. No hay bicicletas, espejos, maquinas ni televisores. En su lugar puede encontrarse pesas, barras, plataformas para escalar y ruedas de tractor. La música suena a todo volumen y varía según el día. Podemos escuchar desde cumbia hasta heavy metal.

¿Dónde se originó esta disciplina? Fue creada en 1995 en Estados Unidos. Su creador fue Greg Glassman y en un comienzo era tomado como un deporte de elite, practicado por aquellos deportistas de alto rendimiento. En 2005 solo existían 18 gimnasios en todo el mundo, hoy son más de 2.000 y se estiman que son unos tres millones de personas lo que los practican. En Argentina llego en el 2009 y si bien al comienzo se practicaba en plazas, galpones o casas, ahora se puede entrenar en los denominados “box” nombre que se le adjudica al espacio donde se realiza.

Con una metodología totalmente distendida los ejercicios de crossfit nunca son iguales. Logran captar el interés de los deportistas y los amateur justamente por su creatividad y por sorprendernos clase tras clase. Los movimientos son naturales y suelen estar pensados para empujar, traccionar o levantar peso. Lo novedoso de todo esto es que el músculo no se acostumbra y a nivel mental no genera aburrimiento.

Hay cierta reacción entre las mujeres en pensar que crossfit es un entrenamiento para hombres y que van a incrementar su masa corporal en vez de bajar de peso. La realidad es que, según especialistas en el tema, esta actividad produce todo lo contrario, las mujeres no se ponen musculosas y logran tonificar con el tiempo áreas flácidas. Este tipo de ejercicio permite quemar muchas grasas.

Hoy la cantidad de mujeres que realizan este entrenamiento representan más del 40% y son cada vez más las que se animan. Algunos entrenadores recomiendan que no se debe prestar tanta atención a la balanza ya que es probable que pesemos más debido a que el músculo pesa más que la grasa. Si hay que preocuparse por sentir más vitalidad y energía en el organismo.

Todos pueden animarse al crossfit desde amas de casa hasta profesionales. Todos aquellos que busquen mejorar su calidad de vida y obtener resultados visibles y palpables. Mejor postura, más vitalidad, más fuerza para afrontar las actividades diarias acompañado por una dieta sana, es todo lo que brinda esta moda que llego para quedarse.

[soundcloud id=’135373852′]

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.