Image and video hosting by TinyPic

Elizabeth, es una emprendedora americana siendo una de las millonarias mas jóvenes de USA. Durante su adolescencia en Texas, y de forma autodidacta, aprendió mandarín. Como estudiante de secundaria, armó un negocio vendiendo software a universidades de China. Para cuando llegó a la Universidad de Stanford, consideró que ya había acumulado suficiente experiencia como para seguir estudiando. Lo que ella quería era cambiar el mundo.

¿Qué hizo para volverse tan rica?

A los 19 años dejó la carrera y comenzó Theranos, la startup biotecnológica dedicada a simplificar los análisis de sangre que en 2014 la convertiría en la emprendedora multimillonaria más joven de los ranking de Forbes. El emprendimiento comenzó como una forma de esquivar su propio miedo a las agujas desarrollando un aparato al que le basta una gota de sangre obtenida con un punzón para investigar la sangre del paciente.

Hoy tiene 30 años de los cuales lleva 11 vendiendo discretamente sus servicios a las grandes farmaceúticas, que gracias a los análisis más ágiles sobre la sangre de sus pacientes de muestra pueden acelerar el desarrollo de nuevos medicamentos. El siguiente paso la ha obligado a darse a conocer, porque ahora quiere llegar al gran público. En California, ya hay 21 establecimientos de las tiendas Walgreens con un lugar reservado para los clientes que quieren analizar su sangre usando la tecnología de Theranos (y recibir el informe por mail).

Vídeo cortesía de: Entrepreneurship.org

Para enfrentarse a las gigantes Quest Diagnostics y LabCorp, que hasta ahora dominaron el mercado de 70 mil millones de dólares de los análisis de sangre en EE.UU., la emprendedora ha diseñado un consejo de administración que parece sacado de un manual de lobbistas: los ex secretarios de Estado Henry Kissinger y George Shultz forman parte de él. También, el ex secretario de Defensa Bill Perry, varios ex senadores y hasta un general de la Marina. El CEO de la gigantesca Oracle, Larry Ellison, está entre los accionistas de su empresa.

Valorada en 9.000 millones de dólares (Holmes mantiene la mitad de las acciones), Theranos ha pasado en 4 años de 100 a 500 empleados. Por su afición a vestir siempre de negro, Holmes es comparada a menudo con Steve Jobs, el fundador de Apple. Por su espíritu emprendedor, con Mark Zuckerberg, el anterior inquilino de las oficinas en California donde hoy funciona su compañía.

Durante una conferencia organizada por la página de información sobre startups TechCrunch, le preguntaron cómo era posible que también trabajara con el ejército. Holmes respondió que su tecnología permitía obtener información en tiempo real para estabilizar a los soldados “en el campo” y en seguida pasó a hablar del uso en áreas rurales, sin acceso a los laboratorios clásicos. El cambio que traerá la descentralización de los análisis, dijo, va a ser tan drástico como la sustitución de los teléfonos de línea por celulares en China.

Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.