Image and video hosting by TinyPic

Por Rob Martínez

La búsqueda del amor es constante, desde que nacemos hasta morir. 

Existen cientos de personas en nuestro entorno quienes últimamente entonan la epopeya de su desamor y del porque decidieron dejar de creer en el sentimiento más poderoso.

Pero ¿cuán sobrevaluado o no está el amor? Cada día, muchos pronunciamos la declaración: ¡Te amo! Sintiéndolo o no hacia nuestro par. El caso es que, se debe sentir para decirlo porque si es por darle uso a las palabras, tenemos las subsiguientes: te quiero, te aprecio… es hora de recuperar el valor de la palabra amor.

Ahora, leyendo el libro Agil Mente de Estanislao Bachrach que incluye ejercicios para potenciar la creatividad y vivir mejor, me topé con uno que me tiene pensando toda la semana.

El ejercicio consistía en escribir una lista con los nombres de las 10 personas que más amaras en todo el mundo. Respondí, comencé por mi madre, mi padre, mi abuela, mi hermano, mi pareja, mi mascota y mi mejor amiga, total: 7 “personas”.

Image and video hosting by TinyPic

Seguramente la dificultad para completar la lista se dio por tres razones:

  • Usé la palabra amar y realmente pensé ¿a quién amo? y decidí responderla lo más sincero que se puede ser.
  • Escribí los nombres por orden de importancia, lo cual achicó el espectro.
  • Me tomé muy en serio la lista.

La finalidad del autor ni siquiera se trataba de medir los niveles de sentimientos, estima o aprecio ni cuán capaz eras de amar a la mayor cantidad de personas posible, pero lo que para mí significó esa lista era el replanteo de mis sentimientos hacia el entorno, abrió una ventana que me obligó a consultar a otros:

Image and video hosting by TinyPic

Las respuestas que obtuve fueron variadas, pero la más común fue: “Mi lista sería interminable”. Dentro de todo, seguí poniendo el acento en que se debía tomar muy en serio la palabra AMAR, basarse en su verdadero significado, porque no creo que todos amemos a todos pero aun así, nada cambió.

Hoy, quizás somos un raza en la que las jerarquías sociales ya se han devaluado, la palabra AMISTAD es solo un botón en Facebook, porque según esa premisa entonces todos somos amigos inmersos en una comarca gobernada por Mark Zuckerberg, otorgarle a cualquier persona nuestro sentimiento más puro es la orden del día y declarar que todos somos hermanos como lo dicen los protestantes de algunas religiones, es lo que es.

No declaro que nada de esto sea cierto, pero es gracias al ejercicio que aún no terminé que me detuve a pensar.

¿Y tú, compartirías tu lista?

Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.