Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

Muchas personas viven cronometradas, optimizando al máximo el tiempo, exprimiendo las horas como si fueran deliciosas naranjas. Estas son las claves que utilizan:

#1 Utiliza un calendario

Un aliado indiscutible para cualquiera que lleva adelante tareas de su casa, la crianza de sus hijos, y además trabaje, fuera de la casa o en forma independiente.

Controla cada noche las tareas que tienes anotadas para el día siguiente, enséñale a tus hijos y pareja a anotar también sus propios eventos y obligaciones. De esta manera, tú también estarás al tanto y no te sorprenderán a último momento, obligándote a cambiar tus cosas pactadas, o en el peor de los casos, tener que salir corriendo a comprar algo que necesitan para el colegio “sin falta”, para el día siguiente.

#2 Aprende a decir “no”

Como ya he dicho en otras oportunidades, no todo el mundo entiende la loca maratón que vivin los padres y más aún si son profesionales activos. Entonces, generalmente personas de nuestro entorno podrían pedirnos participar o acceder a cosas o situaciones  después de una sobrecargada jornada, donde estamos exhaustos y con ganas de salir corriendo al aeropuerto para tomarse un avión a las Bahamas.

Antes de cambiar tus planes para darles el gusto, aprende a decir NO.

#3 Arriba las multitareas

Escribe las notas, mientras el lavarropas se encarga de la suciedad de la vestimenta; prepara las milanesas mientras lees  el libro del mes; habla con tu familia por teléfono mientras haces ejercicios; riega el jardín, mientras disfrutas de la música que te gusta.

Hacer varias cosas al mismo tiempo puede simplificar la vida.

#4 Respetar las rutinas

Sabemos que a lo largo del día hay varias rutinas que se repiten durante toda la semana. Es importante que los niños las respeten y se acostumbren a ellas. De esta manera, la organización de las obligaciones cotidianas no se ve afectada y tú tendrás tiempo para respirar.

#5 Refuerza tus motores

Es importante el tiempo que dispensas para ti; si tú caes, imagínate el caos que significaría. Aliméntate bien; tómate un tiempo para compartir un café con tu mejor amiga; regálate un tratamiento facial para verte más linda, en fin, mímate un poco de vez en cuando.

Feed de artículos: Recursos humanos y Bienestar by Ridyn on Mixcloud


Image and video hosting by TinyPic

Déjanos tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín.

Recibirás más artículos como este.